Muere primer gerente general afroamericano en ganar una Serie Mundial

Share

HOUSTON, EEUU.- Bob Watson, dos veces All-Star como jugador que luego se convirtió en el primer gerente general afroamericano en ganar una Serie Mundial con los Yanquis de Nueva York en 1996, murió a la edad de 74 años.

Los Astros de Houston, equipo para quienes Watson jugó sus primeras 14 temporadas en las Grandes Ligas, anunciaron esta noche su fallecimiento, que se debió a una enfermedad renal que padecía, de acuerdo a la información ofrecida por su hijo.

«Este es un día muy triste para los Astros y para todo el béisbol», destacó el equipo en un comunicado.

«Bob Watson disfrutó de una carrera que abarcó seis décadas, alcanzando el éxito en muchos niveles diferentes, incluso como jugador, entrenador, gerente general y ejecutivo de las Grandes Ligas», agregó.

Watson formó parte del equipo All-Star en 1973 y 1975, bateó para promedio de más de .300 cuatro veces y condujo al menos 100 carreras dos veces.

También tiene la distinción de anotar la carrera número un millón en la historia de las Grandes Ligas, logrando la hazaña el 4 de mayo de 1975 contra los Gigantes de San Francisco en el «Candlestick Park».

«Bob Watson fue una figura muy lograda en nuestro Pasatiempo Nacional y un colega profundamente respetado por aquellos de nosotros en las Grandes Ligas», destacó el comisionado de las mayores, Rob Manfred, en un comunicado.

«Fue un All-Star durante sus 19 años de carrera en las Grandes Ligas y un ejecutivo innovador en la oficina principal. Bob se levantó para convertirse en gerente general de los Astros en 1993 e hizo historia como el primer gerente general afroamericano de un campeón de la Serie Mundial con los Yanquis de 1996», agregó.

«Luego supervisó todas las operaciones en el campo para la Oficina del Comisionado y desempeñó un papel fundamental en el éxito internacional de USA Baseball, incluida su Medalla de Oro Olímpica en los Juegos de Sydney 2000», dice el texto.

Watson, junto con varios compañeros de los Astros, participó en la película de comedia de 1977 «The Bad News Bears in Breaking Training».

También jugó para los Medias Rojas de Boston (1979), los Yanquis (1980-82) y los Bravos de Atlanta (1982-84), terminando con un promedio de bateo de .295 en su carrera y 184 cuadrangulares, 989 carreras impulsadas y 802 carreras anotadas mientras jugaba principalmente en primera base y jardín izquierdo.

Watson bateó para promedio de .371 en 17 partidos de postemporada.

Fue el primer jugador en alcanzar el ciclo en ambas ligas, logrando la hazaña para Houston en 1977 y con los Medias Rojas de Boston dos años después.

Luego de su retirada, entrenó y ayudó a los Atléticos de Oakland de 1988 a ganar el banderín de la Liga Americana como entrenador de bateo para jugadores como el cubano José Canseco y Mark McGwire.

Se convirtió en el segundo gerente general negro en la historia de las Grandes Ligas cuando fue contratado por los Astros en 1993.

Watson fue contratado por los Yanquis en 1995 y ayudó a formar el equipo ganador de la Serie Mundial en 1996.

Se retiró de los Yanquis después de la temporada de 1997 y más tarde se desempeñó como vicepresidente de Grandes Ligas.

Watson se retiró de sus cargos con las Grandes Ligas en la temporada del 2010.

A Watson le sobreviven su esposa Carol; su hija Kelley, y su hijo, Keith. EFE

Leave A Reply