¿De qué forma influyen Google y la publicidad en lo que comen y beben los niños?

Share

El manejo de la tecnología y el acceso a la información de manera directa son las principales ventajas que tienen las generaciones Z (1994-2010) y Alpha (2010 y 2025).

Sin embargo, dichos privilegios se han convertido en el arma más poderosa en contra de estos niños y jóvenes, debido a que los medios digitales influyen de manera directa en su comportamiento a la hora de elegir alimentos y bebidas, lo que se ha traducido en un aumento acelerado en la tasa de sobrepeso y obesidad.

Durante una investigación realizada en la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido, especialistas analizaron los dispositivos y las redes sociales utilizadas frecuentemente por un grupo de niños de entre siete y 16 años.

Esto demostró que, en un periodo de 10 minutos, el 72% de esos niños vieron anuncios sobre comida, según la doctora Emma Boyland, psicóloga experimental y profesora titular con sede en la Universidad de Liverpool.

“Cuando hablamos de medios digitales, YouTube ha crecido como un lugar al que los niños visitan y es probablemente el más notable. Esto es basado en los estudios hechos en Reino Unido, pero vemos resultados similares a nivel mundial”, detalla.

En momentos en que la obesidad se ha convertido en una de las enfermedades más peligrosas del siglo XXI, afectando a 420 millones de pacientes en el mundo, las compañías de alimentos invierten enormes esfuerzos para recopilar datos que son orientados con anuncios en tiempo real y que luego influyen en la compra de un determinado producto.

Durante su participación en el congreso Obesity Week 2019, celebrado en noviembre en Las Vegas, Estados Unidos, Boyland aseguró que el marketing digital desde el punto de vista de la salud pública tiene una mayor incidencia cuando se trata de los anuncios que se proyectan online, porque son contextuales y basados en actividad e intereses del internauta. En base a los estudios realizados, se llegó a la conclusión de que los anuncios sobre comida influyen el sobrepeso en los niños de una manera u otra. Si un niño ve un anuncio sobre comida en su dispositivo, es muy probable que más tarde se lo pida a los padres o que lo compre por sí mismo.

“Se condujo un estudio en Reino Unido y se utilizó un grupo de niños de 9 a 11 años. Se les presentó una serie de perfiles falsos de influencers británicos sosteniendo comida chatarra, comida saludable y elementos no asociados con comida. Luego, se les dio una serie de snacks variados. Descubrimos que los niños que estuvieron expuestos a las imágenes con comida chatarra consumieron más comida chatarra cuando tuvieron la oportunidad. Por otro lado, los que vieron imágenes con comida saludable, no mostraron cambios en lo que comían”.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestros datos?

Una forma de proteger los datos es a través de la configuración de privacidad de las cuentas digitales. Así lo explicó Jeff Chester, director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital (CDD), organización que aboga por los consumidores en temas de privacidad digital y protección del consumidor, incluida la salud pública.

“Cuando Google comenzó a convertir a YouTube en el sitio número 1 para niños en todo el mundo y apuntó deliberadamente a los niños, hizo promoción, invirtió en contenido infantil y violó la ley COPA, conformamos una coalición de grupos, la campaña por la infancia libre de marketing y en realidad comenzamos a presentar la queja en 2015. Y me complace decir que una comisión federal falló a nuestro favor en septiembre, y multó a Google con 70 millones”, explicó.

En tal sentido, afirmó que a partir de enero de 2020 ya no habrá publicidad dirigida a datos para canales o programas infantiles en YouTube en todo el mundo.

La ley COPA (Child Online Protection Act), aprobada en 1998, establece que no se puede recopilar información personal de un niño menor de 13 años sin el permiso de los padres. Durante su participación en el congreso Obesity Week 2019, mostró el video de un anuncio de McDonald’s en Sudáfrica. Asegura que la cadena de comida rápida tiene una aplicación que les permite rastrear su geolocalización, comprender sus preferencias y permite realizar pedidos desde dispositivos móviles.

Países pobres representan 3/4 de la población mundial de niños obesos

Uno de cada tres niños menores de 5 años no está creciendo bien, y una de las principales razones es el aumento del sobrepeso y la obesidad, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que mantiene una agenda activa en términos de abordar la desnutrición.

De acuerdo a estudios recientes, millones de niños comen muy poco de lo que deberían comer, y otros comen mucho de lo que no deberían. La razón de esto son los cambios en el entorno alimentario moderno.

“En países como Estados Unidos y Europa, esto no es nuevo, es algo que comenzó en los años 80 y permitió que la tasa de sobrepeso y obesidad aumentara rápidamente. Ahora, en el sudeste asiático y en los países de América Latina, hay mucha más comercialización, alta disponibilidad de alimentos con alto contenido de sales y azúcar, sin las regulaciones de la industria que nos rodea”, asegura Joe Jewell, especialista en nutrición y prevención del sobrepeso infantil para UNICEF.

Existe la percepción de que el sobrepeso y la obesidad son solo un problema en los países de altos ingresos. Sin embargo, los países de bajos ingresos representan 3/4 de la población mundial de niños obesos.

Hay 40 millones de niños con sobrepeso

Hay 40 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso. Mientras que el número de afectados entre 5 y 19 años casi se ha duplicado en los últimos 15 años.

Estas cifras se desprenden del Informe sobre la Situación de la Infancia en el Mundo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), de 2019, que muestran que el sobrepeso y la obesidad infantil están aumentando en casi todas partes. El sobrepeso y la obesidad durante la infancia pueden dar lugar a problemas de salud, estigmatización y afectar al rendimiento educativo del niño.

En tal sentido, UNICEF anunció este mes una alianza por tres años con la farmacéutica Novo Nordisk, para ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil a nivel mundial, con un primer enfoque de intervención en América Latina y el Caribe. El organismo internacional y la compañía mundial de atención médica pretende alcanzar los siguientes objetivos: dar a conocer a los tomadores de decisión las políticas exitosas para prevenir el sobrepeso y la obesidad en países de ingresos medios; crear conciencia sobre el impacto en la niñez y en el ejercicio de sus derechos y abogar por la necesidad de realizar cambios sistémicos, así como impulsar y fortalecer intervenciones multisectoriales en la región, con un enfoque específico en México y Colombia.

En cifras

62%

de todas las ventas en 2018 de bebidas para niños en EE.UU. correspondió a bebidas azucaradas, frente a un 38% de bebidas saludables.

2025

Es el año fijado por la OMS para detener el incremento de la diabetes y la obesidad.

20.7 MM

El monto que gastaron en 2018 las productoras para hacer publicidad de sus bebidas infantiles azucaradas.

Leave A Reply